De vuelta para el hotel

Decidi volver andando. Tenia ganas de cruzar el rio Willamette por uno de los principales puntos de acceso. Aunque para nosotros este río nos suena como si escucháramos el nombre de una marca de patatas cocidas, estamos hablando de un canal que soporta un importante tráfico marítimo. A las pruebas me remito:

Amazon, como siempre, soprendiendo a propios y a extranos. Quien se podria imaginar semejante publicidad en medio de la nada? Pues aqui esta, ellos por probar que no quede:

Literalmente: “Amazon no cabria aqui”. Estamos hablando de unos depositos que almacenan el material que van dejando tanto barcos como trenes… A esto le llamo yo marketing!

Un paseo en el que hubo tiempo para descubrir un poco mas el estilo americano. La cantidad de veces que habre visto en la television a los actores de turno coger el periodico de aqui:

O esta tipica imagen con la trompeta sonando de fondo…

Esto es todo, no se, como que muy americano, no?? 🙂