Errores modales

La cabina de un piloto de aeronaves siempre produce cierto vértigo. No ya por la altura a la que vuela el aparato, sino por la cantidad de comandos y dispositivos que dos personas tienen que estar continuamente corrigiendo para llegar al destino sin problemas. A mi siempre me han parecido un auténtico hervidero de errores, de errores modales…

Un modo es un estado de la interfaz susceptible de influenciar sobre las acciones del ser humano. Los errores de modo (o errores modales) aparecen cuando un usuario realiza una acción inapropiada para el modo en el que se encuentra el sistema en ese momento, recibiendo como feedback una respuesta inesperada (el caso de las teclas «Bloq Mayús» o «Insert» es un clásico).

Dependiendo de la gravedad del error el usuario puede sentirse desorientado, perdido o algo peor: no percibir dicha respuesta. Es en este tipo de escenarios donde suelen suceder accidentes fatales.

Hace unas semanas la gente de Humanized comentaba un interesante estudio, en el que asomaban curiosas conclusiones a este respecto.
Metodologías aparte, lo más interesante del estudio es la comparación entre el feedback que el estado visual proporciona comparado con el kinestésico para la prevención de errores.

Un feedback kinestésico prioriza las sensaciones frente a estímulos visuales o auditivos. En dicho estudio, el feedback kinestésico implicaba mantener pulsado un pedal para tener activado un determinado modo. Soltando dicho pedal se regresaba al modo inicial…

La verdad es que el estudio da para pensar. Muchos de los errores que cometemos diariamente frente a nuestros ordenadores vienen provocados por los errores modales. ¿Cuántas veces al día pulsamos la tecla «Bloq Mayús» sin querer? No creo que fuese nada complicado implementar feedback de este tipo en los teclados de hoy en día. Supongo que la estandarización de componentes ha llevado a esta situación, que provoca incluso el «tunning» de teclados. La foto la tomé en la ofi hace un tiempo:

Volviendo a los aviones, para aquel que tenga curiosidad, Jerome Meriweather nos enseña a través de visitas virtuales y fotografías al detalle qué funciones cumplen los comandos del panel de un piloto, desde el Airbus 340, hasta el F-16 o el Boeing 777.

Un trabajo minucioso y muy al detalle, donde explica la función de cada conjunto de comandos y el porqué de su existencia. Excelente.

Showing 4 comments
  • seisdeagosto
    Responder
  • Responder

    Para su tranquilidad, aunque dice no saber de aviación, lo que dice tiene todo el sentido.
    Aprovecho para añadirle una información sobre los «errores modales»: En los aviones modernos que llevan sistema FBW (fly-by-wire, es decir, que no hay mando directo sino que el flightstick da instrucciones a un ordenador) no es necesaria la fuerza física; sin embargo, se les ha incluido una sensación artificial de mando para que, con la presión sobre la mano (al igual que en un avión tradicional) el piloto pueda tener una idea de cómo va el avión.

    A lo mejor exagero pero creo que los principales instrumentos de un piloto son la «T» básica (horizonte artificial, indicador de velocidad, indicador de altitud e indicador de régimen de variación de altura), la mano y la sensación de presión sobre ella y el culo que marca aceleraciones o deceleraciones o, simplemente, nos dice si el avión va volando torcido.

    Enhorabuena por el blog.

  • jesus vega
    Responder

    mira al wey de arriba para tu informacion q yo soy pilotoy en estos aviones tienes q dar el 100 por ciento
    porque tu crees que los aviones se despegan solos
    o se aterrisan solos estas muy equibocado

TU COMENTARIO

<font size="2"> Al continuar usando esta web, estás de acuerdo con el empleo de Cookies.</font> Más detalles

En esta página encontrarás información sobre nuestra Política de recogida y tratamiento de Cookies. ¿Qué son las cookies y para que se utilizan? Las cookies son ficheros o archivos que se descargan en el ordenador/smartphone/Tablet del Usuario cuando éste accede a determinadas páginas web. Permiten almacenar ciertos datos sobre el dispositivo del Usuario o sobre la navegación del mismo. La mayoría de las cookies se asocian a un usuario, ordenador y dispositivo no identificable en el sentido de que no proporcionan referencias que permitan conocer datos personales. ¿Cómo puedes administrar las cookies? Puedes administrar las cookies en la configuración del navegador. La configuración de los navegadores puede variar un poco; así que, para administrar las cookies tienes consultar la configuración correspondiente dentro de su navegador. Gracias por entender estos molestos mensajes que la ley nos obliga a incluir.

Cerrar