Diseñar para la transición

No es lo mismo crear algo desde cero que innovar cuando lo que tienes algo que ya está online. Cuando eres una start-up y creas algo nuevo, tu base de datos está limpia y la interfaz la puedes adaptar de una forma mucho más flexible y dinámica. Si ya tienes algo funcionando desde hace tiempo la cosa se complica; tu base de datos adquiere un conjunto de limitaciones y cada paso hay que pensarlo casi el doble. Crear nuevas funcionalidades exige un trabajo adicional por el que es necesario pasar.

¿Por qué pensar en la transición?
Porque ponerse en la piel de algo que sucederá a largo plazo y no considerar lo que sucederá a medio plazo deja un hueco importante en lo que defines. Si tienes alguna funcionalidad para enriquecer tu interfaz, es necesario pensar en lo que sucederá en el mismo momento que cambies cualquier detalle (medio plazo) y, por otro lado, visualizar qué sucederá cuando todo esté funcionando como realmente quieres que sea todo (largo plazo).

Doble trabajo/Mitad de preocupaciones
.
No tener en cuenta el diseño de transición te obligará a tener que estar readaptando constantemente el prototipo que quieres implementar a largo plazo: «Esto será así más adelante, pero de momento no. Te pinto esta sección y te la paso, lo demás todo igual» – conversación muy típica en estas situaciones – . Aunque sea necesario ir un poco más allá en tus wireframes merece la pena el esfuerzo.

En idealista.com hemos aprendido mucho de este tipo de situaciones. La última nos ocurrió cuando introducimos el aumento de tamaño y aceptamos diferentes formatos (apaisado y a lo largo) en las fotos de los anuncios. Nos dimos cuenta de que las fotos que existían antes de implementar dicho cambio tenían un tamaño cuadrado fijo (300x300px) y que lo que queríamos implementar tendría que convivir con lo que ya existía durante un buen tiempo, hasta que el formato cuadrado caducase. El wireframe definido a largo plazo era genial, pero ¿cómo convivirían ambos formatos? El ejercicio de pensar en esa convivencia nos vino muy bien para desarrollos a posteriori.

Cualquier detalle mal implementado puede dar al traste con la fidelidad de muchos usuarios. Es necesario que definas bien la transición para evitar frustaciones o abandonos. También es importante no realizar cambios radicales que impliquen reaprender lo que ya aprendieron tus usuarios más fieles. Un cambio de transición hace que poco a poco los usuarios más avanzados se vayan acostumbrando, evitando menos frustraciones.

Showing 5 comments
  • Joaquín Márquez
    Responder

    ¡Excelente!Creo que este es un tema fundamental hoy, que estamos viviendo el cambio de las versiones 1.0 a las 2.0 de un montón de webs, aplicaciones y servicios. Lo vemos en la banca, en los seguros, en tiendas, etc.
    Estaría genial, Juan, que pudieras darnos más detalles de cómo conseguísteis finalmente hacer la transición. ¿Se trata de hacer entonces wireframes intermedios? ¿Algo así como la imagen que ilustra tu post?
    ¿Y un proceso? ¿Cómo haces estadios intermedios entre algo que se hace de una forma A y tiene que acabr siendo de forma B?

  • seisdeagosto
    Responder

    Gracias Joaquín!Como bien dices, es un tema muy importante y creo que cada vez más se darán este tipo de situaciones.

    Lo que nosotros hacemos es empezar por aquello que queremos definir a largo plazo. Una vez discutido y cerrado afrontamos la realidad: cómo convive lo que tenemos ahora con lo nuevo: toca identificar aquellas partes que no pueden cambiar (por base de datos, por el modelo que existe o cualquier otro motivo).

    Una vez hecho ésto hay que ponerse de nuevo manos a la obra: pintar esa fase de transición considerando esos elementos que no pueden cambiar e introduciendo aquellos cambios que harán evolucionar tu idea hasta la meta que quieres alcanzar.

    En definitiva son dos pasos:

    1. Pinta tu proceso ideal, concentrándote sólamente en éso.

    2. Más tarde analiza el alcance de tu propuesta y cotéjalo con lo que existe en ese momento.

    Es un ejercicio interesante que ahorra muchos quebraderos de cabeza.

    Mejor? 🙂

  • Javier Cañada
    Responder

    Joer, al ver el título «diseñar para la transición» esperaba un post sobre los carteles de la UCD, políticos con patillas, Simcas y esas cosas. Qué decepción 😉

  • seisdeagosto
    Responder

    Te quieres creer Javi que estuve a punto de ilustrar este post con algo así?? Lo que pasa es que daba la sensación de que el post era como de coña y al final decidí que no.

  • math_roger
    Responder

    mmm, interesante artículo, pero creo que para eso se pueden usar patrones de diseño o no ???

TU COMENTARIO

<font size="2"> Al continuar usando esta web, estás de acuerdo con el empleo de Cookies.</font> Más detalles

En esta página encontrarás información sobre nuestra Política de recogida y tratamiento de Cookies. ¿Qué son las cookies y para que se utilizan? Las cookies son ficheros o archivos que se descargan en el ordenador/smartphone/Tablet del Usuario cuando éste accede a determinadas páginas web. Permiten almacenar ciertos datos sobre el dispositivo del Usuario o sobre la navegación del mismo. La mayoría de las cookies se asocian a un usuario, ordenador y dispositivo no identificable en el sentido de que no proporcionan referencias que permitan conocer datos personales. ¿Cómo puedes administrar las cookies? Puedes administrar las cookies en la configuración del navegador. La configuración de los navegadores puede variar un poco; así que, para administrar las cookies tienes consultar la configuración correspondiente dentro de su navegador. Gracias por entender estos molestos mensajes que la ley nos obliga a incluir.

Cerrar