AMC Pacer y Porsche 928

No es la primera vez que en índica comentamos diseños de antaño que vuelven a tener éxito en nuestros días. Cada día asistimos a más casos de buen diseño que renacen de nuevo como conceptos absolutamente innovadores.
Hace un algún tiempo comentábamos las similitudes entre los altavoces diseñados por Dieter Rams y el iMac. Javier Cañada por su parte hacía lo mismo comparando la radio Regency TR1 con el iPod mini.

El ejemplo de hoy es el AMC Pacer. Un vehículo compacto de dos puertas producido en los EE.UU. por la American Motors Corporation entre 1975 y 1980. Sus formas redondeadas, con los cristales perfectamente integrados en su carrocería y su espacio interior, hicieron de este modelo algo totalmente atípico e innovador comparado con aquellas unidades «rectangulares» que en aquella época se producían.

La mismísima casa Porsche utilizó AMC Pacer como fuente de inspiración para fabricar el último modelo de la marca en aquellos días: el 928. Viendo la transición desde el modelo original hasta el actual no da lugar a ningún género de dudas. Opinen ustedes mismos:

TU COMENTARIO

<font size="2"> Al continuar usando esta web, estás de acuerdo con el empleo de Cookies.</font> Más detalles

En esta página encontrarás información sobre nuestra Política de recogida y tratamiento de Cookies. ¿Qué son las cookies y para que se utilizan? Las cookies son ficheros o archivos que se descargan en el ordenador/smartphone/Tablet del Usuario cuando éste accede a determinadas páginas web. Permiten almacenar ciertos datos sobre el dispositivo del Usuario o sobre la navegación del mismo. La mayoría de las cookies se asocian a un usuario, ordenador y dispositivo no identificable en el sentido de que no proporcionan referencias que permitan conocer datos personales. ¿Cómo puedes administrar las cookies? Puedes administrar las cookies en la configuración del navegador. La configuración de los navegadores puede variar un poco; así que, para administrar las cookies tienes consultar la configuración correspondiente dentro de su navegador. Gracias por entender estos molestos mensajes que la ley nos obliga a incluir.

Cerrar