La lucha contra la negrita

Negrita, negrita, negrita… Cada vez le dedicamos más tiempo a combatir contra este estilo. Lo nuevo, todo lo fresco, te llega siempre de esta forma, estés donde estés: En tu Bloglines, negrita:

En Outlook, negrita:

En Gmail, negrita

Sólamente cuando todo vuelve a tipografía regular tu cuerpo respira tranquilo. Feature del diablo…

Showing 7 comments
  • Roberto A.
    Responder

    ¿Alguna alternativa?

  • seisdeagosto
    Responder

    Claro que sí, Roberto. En lugar de negrita que todo vaya escrito en polaco. Qué te parece?

  • Agustín Jiménez
    Responder

    jajajajaja, ay madre qué me he reído con lo del polaco

  • seisdeagosto
    Responder

    Me da a mi que Roberto estaba recién levantado 😉

  • Elo
    Responder

    colores??qué podemos hacer? 🙂

  • volante
    Responder

    Ya se que me saltaréis al cuello, pero yo la negrita no la veo mal.Y no es por joder ni nada.
    Seguro que habrá mil razones para que no os guste y no las conozco.

  • seisdeagosto
    Responder

    Pero si nadie dice que esté mal la negrita!!!

TU COMENTARIO

<font size="2"> Al continuar usando esta web, estás de acuerdo con el empleo de Cookies.</font> Más detalles

En esta página encontrarás información sobre nuestra Política de recogida y tratamiento de Cookies. ¿Qué son las cookies y para que se utilizan? Las cookies son ficheros o archivos que se descargan en el ordenador/smartphone/Tablet del Usuario cuando éste accede a determinadas páginas web. Permiten almacenar ciertos datos sobre el dispositivo del Usuario o sobre la navegación del mismo. La mayoría de las cookies se asocian a un usuario, ordenador y dispositivo no identificable en el sentido de que no proporcionan referencias que permitan conocer datos personales. ¿Cómo puedes administrar las cookies? Puedes administrar las cookies en la configuración del navegador. La configuración de los navegadores puede variar un poco; así que, para administrar las cookies tienes consultar la configuración correspondiente dentro de su navegador. Gracias por entender estos molestos mensajes que la ley nos obliga a incluir.

Cerrar