The Economist: Nueva home

Hace unos días Economist.com lanzaba el rediseño de su nueva home.
Lo que más me llamó la atención fue el aumento del tamaño de la tipografía y una notable reducción a nivel de contenidos en portada. Ahora todo está mucho más claro, sin tanto contenido luchando por ser leído en primer lugar.

Sin embargo, vuelvo a detectar el mismo problema que ya existía en la versión anterior: Un pobre criterio a la hora de definir el código de clicabilidad. Sin contar con los banners, he contado unas siete formas distintas de navegar por los contenidos de la home, como se puede apreciar en la siguiente imagen:

Este escenario provoca un aumento del nivel de incertidumbre, ya que no existe una criterio unificado de comportamiento (o affordances) de los elementos de navegación y se generan dudas sobre qué texto es clicable, cuál tiene rollover…

Tener un criterio sencillo y sólido sobre cómo deben comportarse los enlaces y botones aporta más confianza a los usuarios. Conocen desde el primer momento qué elementos llevan a más información y cuales no.

En cualquier caso, soy de los que opinan que tener bien definidas las secciones interiores, las que más se visitan, ayuda a ir visualizando cómo será la que quizá sea la sección menos importante: La home.

TU COMENTARIO

<font size="2"> Al continuar usando esta web, estás de acuerdo con el empleo de Cookies.</font> Más detalles

En esta página encontrarás información sobre nuestra Política de recogida y tratamiento de Cookies. ¿Qué son las cookies y para que se utilizan? Las cookies son ficheros o archivos que se descargan en el ordenador/smartphone/Tablet del Usuario cuando éste accede a determinadas páginas web. Permiten almacenar ciertos datos sobre el dispositivo del Usuario o sobre la navegación del mismo. La mayoría de las cookies se asocian a un usuario, ordenador y dispositivo no identificable en el sentido de que no proporcionan referencias que permitan conocer datos personales. ¿Cómo puedes administrar las cookies? Puedes administrar las cookies en la configuración del navegador. La configuración de los navegadores puede variar un poco; así que, para administrar las cookies tienes consultar la configuración correspondiente dentro de su navegador. Gracias por entender estos molestos mensajes que la ley nos obliga a incluir.

Cerrar