La belleza de lo anónimo

La autopista TF-5, el tramo norte de la isla de Tenerife, cuenta desde hace unos años con una iniciativa especialmente singular: cada cierto tiempo una persona (conocida como Anoniman) se molesta en construir textos sobre un cartel en el lateral de la vía, con letras generosas, para que todo el que pase por ahí pueda deleitarse leyéndolas.

Son frases cortas, muy sencillas y naturales, o simplemente palabras pero con muchísimo poder emocional: «A mi me gustan tus arrugas», «Tóquense», «Te espero en la cama», «Hay cosas difíciles de decir» o «Volver».

Los que cada mañana pasan por ahí sostienen que la experiencia de pasar por ahí tiene algo de mágico. Yo mismo he tenido la suerte de pasar en varias ocasiones por ese tramo y sorprende toparse con estos mensajes: no es sólo por la ubicación (en una ladera rodeada de chumberas) o por los mensajes en sí. Creo que lo más potente que hay detrás de todo esto es el simple gesto del anonimato, la intriga de no saber de qué persona salen estas cosas con tanta energía. Crea un aura especial que genera muy buen rollo…

Funcionar de manera anónima tiene su poder de atracción y si no que se lo pregunten a Chris Poole, fundador de 4chan (se dice que es uno de los sitios más oscuros del Internet), que hace unos días compartía su opinión sobre la identidad (no podía dar más en el clavo):

«La imagen de la identidad en línea normalmente se dibuja en blanco o en negro, quien eres en línea es quien eres en la vida real. Esa visión simplista de la identidad se complementa con una versión simplista del anonimato. La gente piensa que el anonimato es oscuro y caótico. […]

Pero la identidad humana no funciona asi, ni online y offline. Nos presentamos de manera distinta en distintos contextos y esa es la clave de nuestra creatividad y expresión. No se trata de “quién eres con” sino de “a quien compartes como».

Hay aplicaciones para móviles que también aprovechan el tirón de lo anónimo y lo están enfocando de tal manera que empiezan a ser herramientas de ayuda para personas desesperadas que buscan ayuda y consejos a sus problemas personales: una de ellas (quizás la más popular) es PostSecret.

En un mundo donde la ostentación y el llamar la atención está a la orden del día este tipo de actitudes son de agradecer. Que gente completamente desconocida se esfuerce por mejorar la calidad de vida de los que le rodean sin esperar absolutamente nada a cambio es digno, como poco, de mención.

Pásate por este vídeo y échale un vistazo a la visión de Anoniman sobre todo esto, verás este viernes de otra manera (YouTube, 5:02):

Showing 9 comments
  • Ale Muñoz
    Responder

    Interesante, curioso, emotivo…
    Me ha recordado a los tiles de Toynbee, con los que me crucé cuando curraba en NYC (hace ya un torrao de años…): http://en.wikipedia.org/wiki/Toynbee_tiles

  • jconsu
    Responder

    Si alguien pasa por Aravaca, un barrio madrileño pegado a Pozuelo de Alarcón, cerca de la estación de cercanías hay una rotonda que sorprende con mensajes del estilo «Anoniman» hechos con vasos de plástico sobre una valla.Del estilo, «toca el claxon si eres feliz», «te echo de menos», «sonríe»…
    Son detalles que alegran el día 🙂

  • The Robot
    Responder

    Precioso post Juan.
    Sólo no entiendo una cosa, ¿por qué enlazas a la aplicación de iphone de postsecret en vez de a la web? De esta manera estas limitando el acceso al contenido de todas las personas que no conocen postsecret y no tienen un iphone (o no tengan ganas de gastarse los 2 euros).

    Un saludo.

    • seisdeagosto
      Responder

      @The Robot: No te entiendo… La url que indico se abre perfectamente sobre un navegador. Otra cosa es que hayas leído el post desde tu Android y te haya hecho algo raro ((lo cual tampoco entendería). En cualquier caso, si la app es de iPhone, ¿qué puedo hacer yo? Si conoces la url de la web encantado de cambiarla.

  • Julio Loayza
    Responder

    Soy muy fan de Anoniman 🙂
    Tengo la suerte de pasar por ahí frecuentemente y siempre me acuerdo de leer el mensaje. Y si te fijas en el resto de conductores, la mayoría está también pendiente de hacerlo.

    Creo que mola especialmente porque tenemos la mente saturada de mensajes unidireccionales hipócritas, deshumanizados, materialistas, imperativos y opresores: «compra esto», «haz lo otro», «sé así», y estos son transversalmente opuestos. Como un oasis en el desierto.

    Un «epic win» en toda regla.

  • grund
    Responder

    Juraría que este mismo post lo he leído en otro blog. Viendo la fecha de publicación de este diría que te lo han copiado, el otro era más reciente.
    Y ahora que estoy escribiendo un comentario veo que no tienes opción de recibir contestaciones o avisos vía email cuando hay un nuevo comentario. A mí personalmente me parece una funcionalidad bastante interesante y útil, a ti no?

    • seisdeagosto
      Responder

      @Grund… Vaya, y no recuerdas dónde leiste ese post?POr cierto ya tienes disponible esos avisos que pides. Gracias por la sugerencia 🙂

  • grund
    Responder

    Pues lo siento, lo he estado buscando y la verdad es que no lo encuentro. Sólo sé que llegué mediante twitter.

TU COMENTARIO

<font size="2"> Al continuar usando esta web, estás de acuerdo con el empleo de Cookies.</font> Más detalles

En esta página encontrarás información sobre nuestra Política de recogida y tratamiento de Cookies. ¿Qué son las cookies y para que se utilizan? Las cookies son ficheros o archivos que se descargan en el ordenador/smartphone/Tablet del Usuario cuando éste accede a determinadas páginas web. Permiten almacenar ciertos datos sobre el dispositivo del Usuario o sobre la navegación del mismo. La mayoría de las cookies se asocian a un usuario, ordenador y dispositivo no identificable en el sentido de que no proporcionan referencias que permitan conocer datos personales. ¿Cómo puedes administrar las cookies? Puedes administrar las cookies en la configuración del navegador. La configuración de los navegadores puede variar un poco; así que, para administrar las cookies tienes consultar la configuración correspondiente dentro de su navegador. Gracias por entender estos molestos mensajes que la ley nos obliga a incluir.

Cerrar