Sobre el Diseño Automóvil: Qué hay detrás del Diseño Alemán

Échale un vistazo a la foto de este coche:

Ahora fíjate en este otro:

A no ser que seas un fanático de las cuatro ruedas, probablemente no seas capaz de saber de qué año es cada uno de estos vehículos. Es más, si andan bien de chapa y pintura, es posible que pienses que son vehículos nuevos, de este año. El Mercedes tiene ya la friolera de ocho años. El Audi «sólo» tiene cuatro años.

Ahora veamos este otro modelo:

Y para acabar este otro:

Aquí la cosa cambia un poco. A lo mejor no das con el año, pero ya intuyes cierto toque antiguo en lo que ves. El Fiat es del año 2005. Y el Hyundai tiene sólo 4 años.

¿Qué elementos y líneas de estos vehículos hacen que unos perduren en el tiempo y sean vistos como actuales y otros tengan pinta de antiguos al cabo de los tres años?

He intentado buscar algunas razones, sin ser ningún experto en la materia:

1. Las líneas demasiado redondeadas acaban sucumbiendo al paso del tiempo. Hay notables excepciones como el Escarabajo/Beetle, pero por regla general suele ocurrir esto. Pueden tener éxito durante los primeros años, pero después decaen. ¿Alguien recuerda el Renault Fuego?

2. Los diseños demasiado futuristas también suelen notar el paso de los años. Hay también grandes excepciones y, si son robustos de motor, suelen tener gran éxito pasados unos años, aunque más para los propietarios nostálgicos.

3. Claramente, el diseño alemán destaca por fabricar coches que toleran mejor el paso del tiempo: los modelos de Audi, Mercedes, BMW, Volkswagen, Porsche o incluso Smart son claros ejemplos. Aunque hay otras casas alemanas que no lo consiguen de manera tan brillante: como la Opel.

4. Personalmente, veo el diseño francés e italiano como el más caduco, frente al alemán, británico o incluso americano. Creo que los dos primeros suelen apostar por diseños demasiado transgresores que no acaban de cuajar en el gran público a no ser que tengan un precio muy competitivo.

5. A veces tengo la sensación de que un detalle tan básico como el diseño de los faros frontales tiene mucho que ver en la parte estética de un vehículo. ¿Nos sentimos más atraídos por los cuatro faros redondos?

Como curiosidad, el hasta hace poco mayor fabricante de automóviles no era una marca que conozcamos: Karmann ha estado fabricando durante más de un siglo para marcas como Chrysler, Porsche, Volskwagen o Mercedes (aunque no deja de ser curioso que lo haya hecho también para marcas francesas como Renault).

Existe una suerte de Wabi-sabi en el diseño automóvil que me parece todo un arte. Wabi-sabi sólo se aplica a los materiales, pero en este tipo de productos cobra todo el sentido.

¿Alguna razón más que se os ocurra? Podemos hablar de la Bauhaus y todo eso, pero me gustaría centrarme más en los aspectos menos teóricos de este tinglado. Igual sacamos interesantes conclusiones.

Showing 9 comments
  • Jaime Cuesta
    Responder

    El hyundai dejó de venderse (en españa) alrededor de 2007… y ya era antiguo 🙂

  • jotijota
    Responder

    Una cosa, ese modelo que has puesto de Mercedes-Benz no es el último modelo, lo han actualizado 😉 Pero vamos, el clase S de Mercedes-Benz ha sido de los modelos que más han tardado en actualizarse desde siempre y han llevado fantásticamente bien el paso del tiempo.
    Saludos

    • seisdeagosto
      Responder

      @jotijota Mi idea era precisamente no poner el último modelo. A pesar de tener ya una serie de años sigue teniendo un diseño actual y «deseable» 🙂

  • Gregorio Delgado
    Responder

    Hola Juan
    En los ejemplos que pones pienso que hay un claro tema de calidad, aquello en lo que se invierte un mayor esfuerzo en el diseño, tendrá posiblemente un mejor diseño, y por lo tanto puede perdurar mejor. También es innegable que nuestra precepción sobre los coches que muestras están influenciados por la marca, los atributos de la marca se reflejan en el coche, y los diseños son percibidos más positivamente.

    Saludos
    Gregorio Delgado

    • seisdeagosto
      Responder

      Hola Gregorio! Pero piensa en los modelos de gama baja de estas marcas, piensa en un Volkswagen Polo, por ejemplo: No me digas que no aguanta el paso de los años a pesar de su precio! Hay algo más allá del precio… Gracias por tu comentario.

  • Cesar
    Responder

    Ahí va mi aportación al punto número 5,
    http://www.livescience.com/5118-people-love-angry-faced-cars.html

    Un estudio sobre el efecto de la pareidolia y la elección de un coche por lo que nos transmiten sus faros. Interesante tema, sin duda 😉

    • seisdeagosto
      Responder

      Hey Cesar! Gracias por tu aportación! Ya conocía esta historia, por eso mencioné en el post ese detalle 🙂

  • Julio Loayza
    Responder

    El alemán, como buen ser cuadriculado que es, aporta un rigidez que se traduce en coherencia. Esa coherencia se traslada a casi todos los aspectos de sus gamas, empezando por la propia gama. Cualquiera que se interese un poquito por los coches se sabrá de carrerilla las gamas de Mercedes, Audi, VW. Son gamas que han ido aumentando, sobretodo en la época de burbuja, pero que manejan una base completamente reconocible. Coge un Clase E de hace treinta años, coge uno ahora ¡Son «lo mismo»! Adaptados cada uno a su época, de forma más o menos acertada, pero manteniendo una línea y, por supuesto, una filosofía. Esa coherencia se traslada, lógicamente, a lo estético. Coge un Golf de hace treinta años y uno actual, existe una tremenda evolución, pero si te gustó alguno en algún momento, te gustará un poco el actual, porque te resultará familiar. Esa idea no sólo se aplica hacia adelante, también hacia atrás. Si te gusta mucho el último clase C, ayudará a que te resulte atractivo el modelo de hace ocho años, que a lo mejor antes te gustaba menos. Son modelos que nos acompañan en el transcurso de nuestras vidas, son extemporáneos, y evolucionan con nosotros. Creo que eso tiene que influir en que nos gusten.
    Esto no ocurre para nada, al menos no me ocurre a mí, con coches franceses o italianos. Para empezar ni siquiera se mantiene coherencia en las gamas. Hoy se llama Fiat Tipo y pasado Uno y al otro Punto. Con cada modelo rompen con el anterior. Como bien dices, transgreden, pero lo hacen hasta tal punto que pierden por completo la coherencia incluso como marca. Se sacan nuevos modelos de la chistera a cada momento, como intentando vender lo nuevo solo por el hecho de ser nuevo, pero sin que exista arraigo con nada anterior. Como si cada tres años intentaran reinventarse. Así, sin hilo conductor y con el modelo nuevo siempre matando al viejo, hace que envejezcan todos mucho peor.

  • GermanDZ
    Responder

    Has generalizado demasiado con los diseños italianos, creo que en realidad haz mezclado un poco entre «coches con o sin diseño».
    Ciertos segmentos requieren un diseño menos agresivo, moderno y bonito, para fomentar la renovación. Tienes el caso de Dacia que en Europa es la marca barata de Renault, aunque «no pueden ser bonitos» para no competir con otros modelos del grupo.

    Volviendo a los italianos, Alfa Romeo suele tener unos diseños algo adelantados a su tiempo, pero que en general se transforman en clásicos. Incluso suelen sobrevivir muchos años muy bien.

    Un ejemplo es el diseño del 147, moderno en su momento, no muy arriesgado y que incluso hoy 13 años después de su debut, seguiría siendo vendible y casi que lo es. El Seat Leon diseñado por Walter Da Silva es una nueva versión del mismo diseño.

    El ejemplo contrario son sin dudas los modelos asiáticos, que a poco de su salida al mercado ya parecerán desfasados en el tiempo y necesitas si o si buscar un modelo nuevo para que te parezca atractivo. (Es el problema de los coches sin alma).

TU COMENTARIO

<font size="2"> Al continuar usando esta web, estás de acuerdo con el empleo de Cookies.</font> Más detalles

En esta página encontrarás información sobre nuestra Política de recogida y tratamiento de Cookies. ¿Qué son las cookies y para que se utilizan? Las cookies son ficheros o archivos que se descargan en el ordenador/smartphone/Tablet del Usuario cuando éste accede a determinadas páginas web. Permiten almacenar ciertos datos sobre el dispositivo del Usuario o sobre la navegación del mismo. La mayoría de las cookies se asocian a un usuario, ordenador y dispositivo no identificable en el sentido de que no proporcionan referencias que permitan conocer datos personales. ¿Cómo puedes administrar las cookies? Puedes administrar las cookies en la configuración del navegador. La configuración de los navegadores puede variar un poco; así que, para administrar las cookies tienes consultar la configuración correspondiente dentro de su navegador. Gracias por entender estos molestos mensajes que la ley nos obliga a incluir.

Cerrar