Dedos y wearables

Más allá de la cuestionada utilidad de estos dispositivos, si hay algo que me llamó la atención del iWatch en su lanzamiento oficial fue la ausencia de dedos, de interacciones reales entre las manos humanas y el dispositivo en cuestión.

Si te das una vuelta por los vídeos oficiales de otros productos de Apple, como el del iPhone 6, enseguida empiezas a ver dedos toqueteando el dispositivo, a gente usándolo en situaciones reales. El iWatch, por el contrario, flota siempre sobre un fondo blanco, sin más.

Creo que la decisión de prescindir de los dedos pone encima de la mesa la principal desventaja de este tipo de dispositivos: la escasa dimensión de su pantalla que hace ridícula su interacción con los dedos y que, casi de forma obligada, lleva a enfocarlo como un aparato de consulta, con interacciones muy básicas.

Para que tu mismo lo compruebes: Vídeo oficial del iWatch y el vídeo oficial del iPhone 6.

Showing 5 comments
  • jorge gutierrez
    Responder

    Creo que uno de los aciertos del Apple Watch frente a otras soluciones de smartwatch es, precisamente, el esfuerzo que han hecho para inventarse algo -digital crown- que permite pasar parte de la interacción con la pantalla a fuera de la pantalla, manteniendo el contacto físico con el dispositivo.

    Disclaimer: todavía no he usado ningún smartwatch, así que no tengo opiniones de primera mano :-/

  • Juan Leal
    Responder

    @jorge Interesante… Pero el "digital crown" es algo que necesariamente tenía que existir en un reloj, no crees? Sí que es cierto que rebaja notablemente la interacción sobre la pantalla, pero aquí el quid está en si este es el modelo de interacción (y conceptual) adecuado para un cacharro así. Yo lo pongo en duda, a pesar de que tampoco he usado uno aún…

  • jorge gutierrez
    Responder

    Me parece la clásica idea de "no sé cómo no se me ha ocurrido a mí!", que suele ser la marca de ideas buenas y difíciles de tener. La prueba es que en varios años de smartwatches a nadie se le había ocurrido algún mecanismo de interacción como ese.

    No tengo muy claro cuál va a ser el modelo de interacción. Gruber ha puesto un ejemplo hipercursi de interacción mediante la mensajería en el Apple Watch (taps, doodles, heartbeat): http://daringfireball.net/2015/04/theapplewatch -cerca del final del post, en cursiva, empieza por "You’re 16. You’re in school."- que, sinceramente, no me trago. Hablando ayer con @buenhombre me decía que su smartwatch le resulta poco intuitivo, que las cosas no están donde uno las espera…

    Estoy como tú: con mucha curiosidad y poco dato… a ver si va cambiando la cosa 😀

  • Carlos Antón
    Responder

    A los que tenemos manos grandes se nos plantea siempre la duda….. lo podré toquetear con un acierto elevado? mi mano, dedo… o lo que sea tapará el elemento con el que debo de interactuar?

    A parte de eso un weareable que necesita de otro dispositivo para funcionar es como algo incompleto…. desde mi punto de vista.
    Me gustan más cosas como esta: https://www.oliodevices.com/ aunque, como a todos, me gustaría jugar y cacharrear con el de apple 😛

  • Miscalzoncillos
    Responder

    En los últimos vídeos ya se han atrevido a meterle los dedazos encima 😉 https://www.youtube.com/watch?v=_Zj5KisMVv8

TU COMENTARIO

<font size="2"> Al continuar usando esta web, estás de acuerdo con el empleo de Cookies.</font> Más detalles

En esta página encontrarás información sobre nuestra Política de recogida y tratamiento de Cookies. ¿Qué son las cookies y para que se utilizan? Las cookies son ficheros o archivos que se descargan en el ordenador/smartphone/Tablet del Usuario cuando éste accede a determinadas páginas web. Permiten almacenar ciertos datos sobre el dispositivo del Usuario o sobre la navegación del mismo. La mayoría de las cookies se asocian a un usuario, ordenador y dispositivo no identificable en el sentido de que no proporcionan referencias que permitan conocer datos personales. ¿Cómo puedes administrar las cookies? Puedes administrar las cookies en la configuración del navegador. La configuración de los navegadores puede variar un poco; así que, para administrar las cookies tienes consultar la configuración correspondiente dentro de su navegador. Gracias por entender estos molestos mensajes que la ley nos obliga a incluir.

Cerrar