Direcciones de email

A raíz de un post en Catorze sobre las direcciones de email, se ha generado tal polémica que está subiendo como la espuma en el ranking de Technorati. El tema del post: las direcciones de email y la influencia que tienen éstas en los procesos de selección.

Desde hace algún tiempo vengo dándole vueltas al tema. Personalmente creo que una dirección de email debe indicar de alguna forma la persona que hay detrás, a no ser que lo utilices para tu ocio personal.

Las direcciones de Hotmail, a fecha de hoy, son ampliamente utilizadas por los internautas, pero para chats, hacer forwards masivos de chorradas, registros en webs que no inspiran mucha confianza, pero que queremos probar, etc.

Cuando escribes a alguien que no conoces y el destinatario tiene una dirección del tipo jjsanchez@dominio.com, cómo te diriges a esa persona? En masculino? En femenino? En tono impersonal? Lo mismo ocurre con direcciones «a la Hotmail» del tipo livinglavidaloca_89@hotmail.com. Seguro más de uno se ha enfrentado a esta situación. En mi opinión el detalle de no cuidar la dirección de correo electrónico puede llegar a ser un factor a tener en cuenta en un proceso de selección si está relacionado con las nuevas tecnologías.

Si un profesional del sector se candidata a un puesto de trabajo, se preocupará muy mucho de la forma de su dirección de correo. Si no tiene un dominio propio usa una de Gmail, Yahoo!, o de cualquier otro gestor de correo decente, porque hablar de la experiencia de usuario en Hotmail merece un post aparte. Atención a las suscripciones que te ofrecen antes de darte de alta como nuevo usuario:

Utilizando nombre.apellido@dominio.com se evitarían problemas. Qué lástima que no haya ninguna norma que anime a utilizar direcciones con esta forma…

Showing 5 comments
  • alberto romero
    Responder

    A mí me parece una barbaridad discriminar candidatos por el formato o el dominio de la dirección de correo.
    Sobre preocuparse por tener una dirección con cierta apariencia de formalidad… bueno: GMail es un cliente ejemplar, vale, y usarlo podría denotar buen gusto. Pero si intentas ahora dar de alta una dirección en gmail con formato nombre.apellido@gmail.com acabarás con algo más parecido a living72@gmail.com (o lo que es peor, apellid.o.nombr.e@gmail.com).

    Un proceso de selección será más fructifero analizando la experiencia y formación de los candidatos.

    Yendo un poco más allá, leer este post en tu blog, que suele hablar de diseñar pensando en el usuario, me parece un poco contradictorio. ¿Crees que si una persona no ha elegido el «mejor» webmail es culpa suya? ¿No será culpa del «mejor» webmail? Parece más acertado pensar que Hotmail llegó antes, que su messenger cautivó antes a la gran mayoría y, finalmente, que cambiar de correo puede resultar una odisea para mucha gente.

    No es culpa suya, y el que tira un cv al ver un correo de hotmail piensa mucho en sí mismo y poco en «el usuario».

    Enviar, qué diablos 🙂

  • torresburriel
    Responder

    Qué simple sería, y qué bueno sería. Siempre con el ojo en el detalle. Por eso me gusta este weblog.

  • Responder

    Hay mucho por hacer en todo lo que tiene que ver con el mail. Como con casi todo lo que es básico, le dedicamos poca atención. Me recuerda al tema de los protocolos de internet -tcp/ip…-, tan determinantes como desatendidos -ya sólo su pervivencia, en un mundo tan cambiante como es el de las nuevas tecnologías, es motivo de reflexión.
    A propósito del mail ha convocado el W3C un workshop en París para finales de mayo. El enlace: http://www.w3.org/2007/05/html-mail/

  • Juan Leal
    Responder

    Alberto,
    El tema del post es un poco polémico. Entiendo perfectamente tu postura. Me toca defenderme 😉

    En mi reflexión no estoy aprobando la postura del que filtra candidatos a través de este procedimiento.
    Aunque sí expongo que «puede llegar a ser un factor a tener en cuenta», sobre todo en reclutamientos masivos. Pero cada uno allá con su criterio…
    Quizás hasta conozcas a alguien que haya aplicado este rasero.

    Con Hotmail muchos de nosotros nos estrenamos. Pero evolucionar en este tipo de entornos tiene que estar a la orden del día. Y este simple detalle puede decir mucho en determinadas situaciones. No crees?

    Es lógico que a Gmail le pase lo mismo que a Hotmail. Llegará un momento en el que nos encontremos direcciones como las que comento en el post, está claro. Yo me refiero más a nivel de empresas, que sí que que tienen el poder de administrar y gestionar las direcciones de sus empleados. Creo que este detalle es muy importante.

    Muchas gracias por tu aportación.

    Daniel, a sus pies. Muchísimas gracias por su comentario.

    Hombre Íñigo! Cuánto tiempo! El link que has pasado es muy interesante! Te dejarás caer por ahí?

    Saludos a todos

  • Responder

    Pues me gustaría mucho, e incluso emborroné algunos folios con cosas que me parecen importantes, pero desgraciadamente no podré ir. 🙁

TU COMENTARIO

<font size="2"> Al continuar usando esta web, estás de acuerdo con el empleo de Cookies.</font> Más detalles

En esta página encontrarás información sobre nuestra Política de recogida y tratamiento de Cookies. ¿Qué son las cookies y para que se utilizan? Las cookies son ficheros o archivos que se descargan en el ordenador/smartphone/Tablet del Usuario cuando éste accede a determinadas páginas web. Permiten almacenar ciertos datos sobre el dispositivo del Usuario o sobre la navegación del mismo. La mayoría de las cookies se asocian a un usuario, ordenador y dispositivo no identificable en el sentido de que no proporcionan referencias que permitan conocer datos personales. ¿Cómo puedes administrar las cookies? Puedes administrar las cookies en la configuración del navegador. La configuración de los navegadores puede variar un poco; así que, para administrar las cookies tienes consultar la configuración correspondiente dentro de su navegador. Gracias por entender estos molestos mensajes que la ley nos obliga a incluir.

Cerrar