En mi peregrinación habitual al fisio solemos tener conversaciones de todo tipo. Mientras sus dedos hidráulicos buscan el dolor, yo trato de mantener la dignidad y seguir el tema que ese día encontramos para comentar. El otro día hablábamos sobre algo que, a pesar del dolor tras la sesión, me siguió rondando la cabeza de camino a casa: la tecnología y las vivencias.

Decía Samuel Gil en una de sus últimas newsletters ésto: «Sin embargo, la vida fuera de las aulas nos pone continuamente enfrente de problemas sobre los cuales no tenemos toda la información necesaria o involucran grandes dosis de incertidumbre. Son problemas para los que no hay una única respuesta correcta sino que hay multitud de respuestas que pueden ser válidas, dependiendo de a qué factores les demos más peso».

Sustituiría «fuera de las aulas» por «fuera de las pantallas». Y es que gran parte de las generaciones que vienen están dejando de enfrentarse a problemas. En las pantallas no existen los problemas (los de verdad – los patanegra), no existen las vivencias. El simple hecho de salir a pasear por el campo nos enfrenta a situaciones como caerte de un árbol, tropezar, perder el sendero, pasar frío o de creer que cae la noche y no llegas a casa, pero también de compartir el bocadillo, el agua, el amanecer o el de comentar la mejor ruta para llegar a aquel lago precioso que dicen que está un poco más arriba. Son vivencias mundanas que el mundo digital ¿jamás? podrá aportar y que estamos enterrando profundamente.

Comentaba Reque (así se llamaba mi fisio) que el otro día se pegó una buena leche bajando de la Sierra de Ronda. Y espera ,casi con alegría, ese moratón que a buen seguro le saldrá. Porque ese golpe le recuerda que está vivo, que forma parte de este mundo. Y creo que Reque está en lo cierto: detrás de ese golpe hay un montón de vivencias y aprendizajes internos que te hacen crecer como persona.

¿Por qué las vivencias digitales no perduran ni son tan intensas como las físicas? ¿Podremos llegar a emularlas digitalmente? ¿Seremos lo suficientemente listos como para volver aunque sea de forma descafeinada a lo que estamos dejando atrás?

A día de hoy, la tecnología tan sólo nos sirve de pantalla para amortiguar los muchos golpes que la vida está esperando regalarte.

– La foto que ilustra este post es de Freepik.

Seisdeagosto.com es el proyecto personal de Juan Leal. Un estudio desde donde ayudo a las empresas a reducir su complejidad digital, para que los humanos tengamos una vida más sencilla, con la tecnología a nuestro servicio. Llevo involucrado en el diseño de productos digitales y la Experiencia de Usuario desde hace más de 15 años (prácticamente desde los inicios en nuestro país). Fui director de producto en idealista.com. Me licencié en Ergonomía y Factor Humano por la Universidad Técnica de Lisboa (Faculdade de Motricidade Humana), aunque también he realizado cursos especializados en la Sloan School del MIT, con Edward Tufte o el Nielsen Norman Group. Si tienes algo que contarme será un placer leerte: juan {arroba} seisdeagosto.com

0 Comentarios
2likes
Compartir

Cuando me paro a ver las embarcaciones amarradas en las tranquilas aguas de un puerto me gusta observar detalles que – intuyo – llevarán un montón de tiempo ahí: una cornamusa, la madera pulida de la cubierta de un velero o el simple as de guía que pasa por el ollao de una vela. Son detalles hechos por humanos en un momento determinado y ahí siguen, aguantando las difíciles condiciones de la mar.

El mundo digital es casi lo opuesto: los detalles son caducos y prácticamente nada es para siempre. Un simple botón cambiará de copy, de color, de forma, de tamaño y de ubicación no sé cuántas veces. Hay una extraña sensación cuando trabajas en esto: sabes que tarde o temprano lo que diseñas sufrirá cambios o sencillamente desaparecerá para siempre, fagocitado por el hiperespacio.

Por eso me he animado a lanzar este proyecto personal, una forma de trabajar que no se centra realmente en diseñar, sino en conversar. PROΛ es para mí como la taberna de un puerto de abrigo que todo marinero necesita para tomar algo caliente, compartir las dificultades que atraviesan y recibir feedback sencillo, ágil y honesto.

En realidad, es algo que llevo haciendo muchos años, y para más de un centenar de Startups, pero siempre bajo la figura de «mentor» y arropado por marcas como Google for Startups. Esta vez quiero hacerlo a mi manera.

A pesar de tener un formato muy sencillo, siento una extraña sensación de nerviosismo y optimismo por lanzar esta forma de trabajar. Os espero, con mucha ilusión, aquí:


https://proa.seisdeagosto.com

Seisdeagosto.com es el proyecto personal de Juan Leal. Un estudio desde donde ayudo a las empresas a reducir su complejidad digital, para que los humanos tengamos una vida más sencilla, con la tecnología a nuestro servicio. Llevo involucrado en el diseño de productos digitales y la Experiencia de Usuario desde hace más de 15 años (prácticamente desde los inicios en nuestro país). Fui director de producto en idealista.com. Me licencié en Ergonomía y Factor Humano por la Universidad Técnica de Lisboa (Faculdade de Motricidade Humana), aunque también he realizado cursos especializados en la Sloan School del MIT, con Edward Tufte o el Nielsen Norman Group. Si tienes algo que contarme será un placer leerte: juan {arroba} seisdeagosto.com

0 Comentarios
4likes
Compartir

Cuando paseo por calles recién asfaltadas hay un detalle que me llama un montón la atención: alguien se encarga de marcar todos y cada uno de los defectos que tiene el asfaltado y – supongo – alguien también irá detrás para subsanar esos fallos del trabajo anteriormente realizado. A pesar de existir un plan de asfaltado ideado, coordinado con ayuntamientos para garantizar la movilidad de vehículos, con profesionales cualificados y maquinaria pesada fabricada para este fin, siempre surgen fallos que hay que solucionar.

No puedo evitar trasladar esto a la creación de productos digitales. Mirando hacia atrás me doy cuenta de que, a lo tonto, he asesorado o mentorizado a más de una centena de empresas con foco en lo digital. Y uno empieza a detectar ciertos patrones o tendencias en las personas que va conociendo.

Probablemente, el detalle que más me sorprende es la constante insatisfacción/frustración del equipo por no tener un producto «perfecto».

Un producto digital es en esencia imperfecto, como la vida misma: siempre habrá detalles que ajustar, funcionalidades nuevas que incluir, secciones que replantear… Nunca, jamás, vas a tener un producto de 10. Si es imposible que un reasfaltado salga fino a la primera (algo que en teoría consiste en colocar una «simple lámina de asfalto» por encima) ¿cómo no lo va a ser un producto digital que trata de cubrir las necesidades de cientos o miles de usuarios?

Quien piense que lo que está creando debe ser perfecto o ya lo es, creo que se equivoca, porque tiene altas probabilidades de vivir condenado a la frustración de manera perpetua.

Desde el primer día que lances tu producto ya estará caducado. Y cuanto antes asumas esta imperfección mejor serás en tu trabajo, porque significará que estás en la búsqueda constante de mejoras en todos los aspectos que lo rodean y covertirás esa frustración en algo positivo.

Bienvenido al mundo imperfecto. Una simple carretera también lo es. Y lo será siempre.

Seisdeagosto.com es el proyecto personal de Juan Leal. Un estudio desde donde ayudo a las empresas a reducir su complejidad digital, para que los humanos tengamos una vida más sencilla, con la tecnología a nuestro servicio. Llevo involucrado en el diseño de productos digitales y la Experiencia de Usuario desde hace más de 15 años (prácticamente desde los inicios en nuestro país). Fui director de producto en idealista.com. Me licencié en Ergonomía y Factor Humano por la Universidad Técnica de Lisboa (Faculdade de Motricidade Humana), aunque también he realizado cursos especializados en la Sloan School del MIT, con Edward Tufte o el Nielsen Norman Group. Si tienes algo que contarme será un placer leerte: juan {arroba} seisdeagosto.com

0 Comentarios
2likes
Compartir

En el mar existe un momento en el que la marea se toma su tiempo hasta que decide volver a subir o a bajar, según el período en el que se encuentre. Suele ser de aproximadamente 45min por estas latitudes y en el sur de España lo llaman «Reparo».

Me gusta estar dentro del agua cuando ocurre ese momento. Me gusta porque, muy sutilmente, el mar parece que se toma un respiro y empiezan a surgir cambios en todo lo que a uno le rodea: las aguas se vuelven más suaves (o más revueltas), el viento arrecia (o amaina), el color del agua e incluso el sonido también muta. Para mí es un momento precioso: parece como si se desprendiera de lo que no le gusta del período anterior y abrazara el cambio con el agua sanadora del nuevo cambio.

Lo suelo asociar con pequeños momentos vitales que me ocurren a nivel personal. Pero últimamente también lo asocio a lo que está ocurriendo en las aguas del sector profesional en el que también me muevo: La formación en Producto Digital, algo en lo que llevo metido unos 10 años.

Siento una especie de «Reparo» girando alrededor de todo todo lo que rodea a la formación y tengo la sensación que este bombo que estamos viviendo necesariamente iniciará su bajada de marea (me cuesta creer que seguirá subiendo). La formación, en líneas generales, siempre me ha parecido una forma honradísima de ganarse la vida, pero no de hacerse rico aprovechando tendencias oportunistas, que es la sensación que tengo ahora viendo mucha oferta formativa construida para formar rápido y cobrar igual.

Elijas la formación que elijas me atrevo a dar un único consejo: no pienses en detalles cortoplacistas sobre lo que quieres aprender (precio, tiempos, ubicación…) sino con qué compañeros (tanto alumnos como profesores) quieres seguir disfrutando en el agua cuando termines de formarte y sigas creciendo profesionalmente. Ese será el grupo que marcará para siempre el resto de tu trayectoria profesional.

Seisdeagosto.com es el proyecto personal de Juan Leal. Un estudio desde donde ayudo a las empresas a reducir su complejidad digital, para que los humanos tengamos una vida más sencilla, con la tecnología a nuestro servicio. Llevo involucrado en el diseño de productos digitales y la Experiencia de Usuario desde hace más de 15 años (prácticamente desde los inicios en nuestro país). Fui director de producto en idealista.com. Me licencié en Ergonomía y Factor Humano por la Universidad Técnica de Lisboa (Faculdade de Motricidade Humana), aunque también he realizado cursos especializados en la Sloan School del MIT, con Edward Tufte o el Nielsen Norman Group. Si tienes algo que contarme será un placer leerte: juan {arroba} seisdeagosto.com

0 Comentarios
4likes
Compartir

Este hilo en Twitter me ha hecho desempolvar este post que tenía en barbecho desde hace ya varios meses.

Sigo recordando con una nitidez casi asombrosa los primeros años en los que conocí a la gente que se dedicaba al «Internet». Dudo que se me olviden jamás. Gente con pasados académicos de lo más variopintos (abogados, publicistas, sociólogos, diseñadores, profesores…). Buscábamos encontrarnos con gente que hiciera «algo parecido» a lo que uno mismo hacía, confirmar de alguna manera que nuestra profesión (hiciéramos lo que hiciéramos cada uno) llegaba para quedarse y, de paso, pillar pistas sobre cómo hacerlo un poco mejor en nuestro día a día.

Guardo un montón de nombres en la recámara: Ignacio, Isa, Eduardo, Nacho, Javier, María, Ana, Humberto, Olga, Ale, Ariel, Borja, Agustín, Lagerfeld, Gorriti, David, Alberto, Joaquín, Julio, Marga, César, Orse, Jesús, Daniel, Álvaro, Jesús, Agus… Y guardo también la ilusión de desvirtualizar las caras de gente a la que llevaba años siguiendo desde sus blogs (aunque la mejor desvirtualización la vivi en un aeropuerto alemán. Fue totalmente surrealista).

Muchos de ellos mantenían los primeros blogs a golpe de Dreamweaver, MovableType o las primeras versiones de WP y en ellos uno encontraba la dosis de inspiración que necesitaba. En realidad, me daba un poco igual de lo que escribieran, cada vez que mi Bloglines me avisaba de un nuevo post de uno de ellos lo pinchaba con una ilusión tremenda. Ahora, mirando hacia atrás, veo que era admiración lo que sentía hacia ellos.

Hoy tengo la sensación de no haber vuelto a conocer una comunidad con esa amplitud tan volcada, tan humana y auténtica. Es una sensación muy personal y quizás me la da la perspectiva que ofrece el paso del tiempo, pero así es como lo siento, y así lo cuento.

Para mi hay tres detalles que fueron marcando el final de esa fabulosa etapa y quizás puedan parecer inconexas para el resto de lectores. Me atrevo a detallarlos:

El fin de los blogs por la multiplicación de plataformas de publicación: empezamos a ver Twitter, Tumblr, Google Plus, por poner algunos ejemplos. Las plataformas sociales me dispersaban más el contenido de la gente a la que quería tener cerca, sin que se me escaparan. En poco tiempo uno dejó de saber dónde dirigirse para encontrar esa paz y serenidad que transmitían los viejos blogs. A veces, de memoria, uno entraba en la web de alguno de ellos para comprobar que su último post databa de un par de años. Otro blog muerto.

Al poco tiempo el RSS entra en decadencia y por ende los lectores de feed. Seguir la pista empieza a hacerse todavía más complejo. Para mi, sin duda, la desaparición de Bloglines marcó un antes y un después.

Y luego está lo que menciono arriba: la Admiración. Tengo la sensación (de nuevo, muy personal) de que ha dejado de existir. De que ahora nos vemos como competencia en lugar de como colegas de profesión. No tengo una respuesta clara a este punto. Supongo que será un mezcla del elitismo o ¿glamour? que en su día podría transmitir la profesión, mezclado con… ¿Miedo a que puedas dejar de tener trabajo porque te lo quite otro? ¿Podría ser este el motivo por el que hay tantos títulos para describir la misma profesión? A lo mejor. Pero esto da para otro texto.

Postdata: Se os echa de menos, cabrones.

Seisdeagosto.com es el proyecto personal de Juan Leal. Un estudio desde donde ayudo a las empresas a reducir su complejidad digital, para que los humanos tengamos una vida más sencilla, con la tecnología a nuestro servicio. Llevo involucrado en el diseño de productos digitales y la Experiencia de Usuario desde hace más de 15 años (prácticamente desde los inicios en nuestro país). Fui director de producto en idealista.com. Me licencié en Ergonomía y Factor Humano por la Universidad Técnica de Lisboa (Faculdade de Motricidade Humana), aunque también he realizado cursos especializados en la Sloan School del MIT, con Edward Tufte o el Nielsen Norman Group. Si tienes algo que contarme será un placer leerte: juan {arroba} seisdeagosto.com

4 Comentarios
4likes
Compartir

Llevo años participando como mentor en diferentes iniciativas dentro y (a veces) fuera de España. No sé cuál fue el origen de esta decisión, supongo que como muchas otras en mi vida: van surgiendo de forma natural y espontánea se van convirtiendo en realidad de forma orgánica. Como montar La Nave Nodriza o invertir de manera simbólica en algunos proyectos digitales con los que me siento identificado. Creo que, en el fondo, busco aprender sin marco teórico, con lo bueno y con lo malo que eso tiene, pero mira, ahí seguimos.

Lo de mentorizar tiene su aquel: para mi es una responsabilidad acojonante. Sentarte en una mesa, con 2,3 ó 4 desconocidos frente a ti, con los ojos a rebosar de energía, deseando contarte su idea y esperando a que les des tu opinión. Lo bueno y lo no tan bueno. Muchas veces salgo tenso y cansado de esas sesiones, sobre todo cuando son jornadas de uno o varios días completos. Pero cuando miras hacia atrás merece *mucho* la pena y con el detalle de hoy aún más…

Esta mañana el mensajero de UPS ha dejado en casa una caja enorme. Venía a nombre de Google Developers. Querían simplemente darme las gracias por formar parte de su comunidad. No sé exactamente qué personas andan detrás de la idea de dar las gracias de esta manera a cada mentor. Me encantaría conocerlas y darle las gracias en persona. Porque al final, lo bonito de toda esta fachada digital que nos rodea es conocer a las personas que hay detrás. No los click-throughs.

Gracias Google Developers team. Me habéis dado un sorpresón.

Seisdeagosto.com es el proyecto personal de Juan Leal. Un estudio desde donde ayudo a las empresas a reducir su complejidad digital, para que los humanos tengamos una vida más sencilla, con la tecnología a nuestro servicio. Llevo involucrado en el diseño de productos digitales y la Experiencia de Usuario desde hace más de 15 años (prácticamente desde los inicios en nuestro país). Fui director de producto en idealista.com. Me licencié en Ergonomía y Factor Humano por la Universidad Técnica de Lisboa (Faculdade de Motricidade Humana), aunque también he realizado cursos especializados en la Sloan School del MIT, con Edward Tufte o el Nielsen Norman Group. Si tienes algo que contarme será un placer leerte: juan {arroba} seisdeagosto.com

0 Comentarios
2likes
Compartir

Hay gente que es y se siente Diseñadora y luego está Ludita, que vuela por encima, como la Troposfera que rodea nuestro planeta.

Hace años (prefiero no saber en cuantos y estoy seguro que ella tampoco), dejó encima de la mesa un comentario que, aún hoy, siempre ronda mi cabeza cuando me monto en el coche y pongo mi móvil en modo llévame a un sitio. Un simple «Vas bien» de parte del GPS, que te indique eso: que vas por el camino adecuado, que no la has cagado, más allá de las necesarias instrucciones para llegar a tu destino. Un poco de tranquilidad, de palmaditas en la espalda ante la tensión que supone llegar tu destino (aún desconocido).

Siempre me ha gustado su visión sencilla, idealista y espontánea de plantear soluciones a problemas. Aunque, tampoco me sorprende después de tanto tiempo. Ella simplemente no puede evitarlo.

Qué bonita sería la tecnología si hubiera más Luditas con batuta en mano.

Un besote, Isa.


La foto que acompaña este post viene de este blog.

Seisdeagosto.com es el proyecto personal de Juan Leal. Un estudio desde donde ayudo a las empresas a reducir su complejidad digital, para que los humanos tengamos una vida más sencilla, con la tecnología a nuestro servicio. Llevo involucrado en el diseño de productos digitales y la Experiencia de Usuario desde hace más de 15 años (prácticamente desde los inicios en nuestro país). Fui director de producto en idealista.com. Me licencié en Ergonomía y Factor Humano por la Universidad Técnica de Lisboa (Faculdade de Motricidade Humana), aunque también he realizado cursos especializados en la Sloan School del MIT, con Edward Tufte o el Nielsen Norman Group. Si tienes algo que contarme será un placer leerte: juan {arroba} seisdeagosto.com

2 Comentarios
4likes
Compartir

<font size="2"> Al continuar usando esta web, estás de acuerdo con el empleo de Cookies.</font> Más detalles

En esta página encontrarás información sobre nuestra Política de recogida y tratamiento de Cookies. ¿Qué son las cookies y para que se utilizan? Las cookies son ficheros o archivos que se descargan en el ordenador/smartphone/Tablet del Usuario cuando éste accede a determinadas páginas web. Permiten almacenar ciertos datos sobre el dispositivo del Usuario o sobre la navegación del mismo. La mayoría de las cookies se asocian a un usuario, ordenador y dispositivo no identificable en el sentido de que no proporcionan referencias que permitan conocer datos personales. ¿Cómo puedes administrar las cookies? Puedes administrar las cookies en la configuración del navegador. La configuración de los navegadores puede variar un poco; así que, para administrar las cookies tienes consultar la configuración correspondiente dentro de su navegador. Gracias por entender estos molestos mensajes que la ley nos obliga a incluir.

Cerrar