Aspiradores, cortacéspedes y la tecnología tranquila

Quizás suene a chiste, pero entre mis aparatos tecnológicos preferidos se encuentran dos cosas que nada tienen que ver con lo más actual del sector: un aspirador (un Roomba, por ejemplo) y un cortacésted (Robomow, por qué no).

Ambos aparatos cumplen su función de manera impecable, diseñados para que te olvides de ellos completamente. Trabajando para ti por el mero hecho de estar enchufados, nada más: ellos aspiran o cortan el césped como si fueran un habitante más de la casa, cargan sus baterías de forma automática y continúan su trabajo sin que te molesten para nada: 100% a tu servicio.

Para mi son el ejemplo perfecto de lo que se denomina «Tecnología Tranquila» (Calm Technology en inglés). El principio básico de este tipo de Tecnología es que la interacción entre el aparato y el humano se establece de forma periférica, sin que exija atención constante.

Sus principios, aunque puedan parecer obvios son muy interesantes:

I. La Tecnología debe requerir la mínima cantidad posible de atención.

II. La Tecnología debería informar y generar tranquilidad.

III. La Tecnología debería hacer uso de la periferia.

IV. La Tecnología debería engrandecer lo mejor de la tecnología y lo mejor de la humanidad.

V. La tecnología puede comunicar, pero no necesita hablar.

VI. La tecnología debería funcionar incluso cuando falla.

VII. La cantidad adecuada de Tecnología es la mínima necesaria para solucionar el problema.

VIII. Y la más importante, para mi: La Tecnología debería respetar las normas sociales.

El término (y los principios arriba mencionados) fueron acuñados en 1995 por los investigadores del XEROX PARC Mark Weiser (fallecido recientemente sin llegar a los 50 años) y John Seely Brown, como reacción a la creciente complejidad que la tecnología estaba empezando a generar en aquellos años.

La tetera, las señales de ocupado de los WC’s públicos o las tarjetas «inteligentes» de acceso a oficinas son otros ejemplos que también se agrupan en esta tendencia. Pásate por Calmtech.com  para conocer más ejemplos.

A día de hoy, resulta difícil visualizar un futuro donde impere este tipo de Tecnología, estando rodeados de una Tecnología que cada vez más demanda más de nosotros. En este excelente post – How Technology Hijacks People’s Minds – explican cómo consigue que, de media, una persona chequee su teléfono móvil una media de 150 veces al día.

Showing 3 comments
  • Chema
    Responder

    Muy chulo el concepto Juan, no lo conocía. El punto VII recuerda mucho al manido pero no por ello menos válido "Good design is as little design as possible" de Dieter Rams. Abrazo!

  • jotajota
    Responder

    Y pasan los años y volvemos una y otra vez al "Invisible Computer" de Norman, ¿no?

  • Juan Leal
    Responder

    @Chema Gracias! En realidad hay conceptos que llevan sobrevolando sobre nosotros un montón de años, pero no acaban de aterrizar…

    @Jotajota Claramente SÍ!!

    PS: Qué ilusión me hace recibir comentarios de gente como vosotros. Es como si volviera a crear el blog por primera vez y recibiera mi primer comentario! GRACIAS

TU COMENTARIO

<font size="2"> Al continuar usando esta web, estás de acuerdo con el empleo de Cookies.</font> Más detalles

En esta página encontrarás información sobre nuestra Política de recogida y tratamiento de Cookies. ¿Qué son las cookies y para que se utilizan? Las cookies son ficheros o archivos que se descargan en el ordenador/smartphone/Tablet del Usuario cuando éste accede a determinadas páginas web. Permiten almacenar ciertos datos sobre el dispositivo del Usuario o sobre la navegación del mismo. La mayoría de las cookies se asocian a un usuario, ordenador y dispositivo no identificable en el sentido de que no proporcionan referencias que permitan conocer datos personales. ¿Cómo puedes administrar las cookies? Puedes administrar las cookies en la configuración del navegador. La configuración de los navegadores puede variar un poco; así que, para administrar las cookies tienes consultar la configuración correspondiente dentro de su navegador. Gracias por entender estos molestos mensajes que la ley nos obliga a incluir.

Cerrar